historia de los impuestos

Breve historia de los impuestos y cómo apareció en el Perú

En este blog hablamos bastante de impuestos, facturas, mcontabilidad, negocios, etc. Pero es interesante entender de dónde viene esto de los impuestos. ¿Cómo se empezó a cobrar impuestos y cómo ha evolucionado? Así que te daremos una breve historia de los impuestos.

A lo mejor de esta forma, entendemos por qué hasta el día de hoy, es la única forma de sistener económicamente a un estado y bajo qué criterio, este nos cobra impuestos.

Allá vamos

Los vestigios del Impuesto

China tiene uno de los registros escritos más largos de todos, y sabemos que los impuestos se recaudaron aquí hace unos 3.000 años cuando se estableció el Imperio. 

Las potencias (generalmente militares) que pudieron imponer impuestos crearon las primeras burocracias para recaudarlas y administrarlas

Bajo los faraones egipcios, los «escribas» fueron acusados ​​de recaudar fondos de cualquier manera posible, incluido un impuesto sobre el aceite de cocina doméstico. 

Se realizaron auditorías periódicas para garantizar que el aceite no se reciclara, tal vez el primer registro histórico de ‘evitación’. 

El ‘Libro del Génesis’ en La Biblia sugiere que una quinta parte de todas las cosechas deben ser entregadas al Faraón. 

Los estados de la ciudad de la antigua Grecia impusieron eishpora para pagar guerras, que eran numerosas; pero una vez que la guerra terminó, cualquier excedente tuvo que ser devuelto. 

Atenas impuso un impuesto electoral mensual a los extranjeros. La Roma imperial utilizó el tributo extraído de los pueblos colonizados para multiplicar la generosidad del imperio. 

Julio César impuso un impuesto sobre las ventas del uno por ciento; Augustus instituyó un impuesto a la herencia para proporcionar fondos de jubilación para los militares. Sin embargo, la esclavitud humana siguió siendo la forma más lucrativa de tributo tanto para Grecia como para Roma.

El impuesto a la Fe

Con el declive de Roma en Europa, los poderes ‘espirituales’ y ‘temporales’ no siempre fueron fáciles de distinguir. Las instituciones religiosas rivalizaban, y algunas veces superaban, a las políticas en su poder material. 

Para asegurar esto, impusieron formas de impuestos. Para los cristianos era un ‘diezmo’, o una décima parte de lo que producían los fieles, que generalmente pagaban a la Iglesia en especie. 

Los graneros de diezmos para la recepción y el almacenamiento de dichos pagos eran de menor tamaño solo para las iglesias en pueblos y ciudades. 

La expansión del Islam estuvo acompañada por el ‘Impuesto Islámico‘, los khums o ‘un vigésimo’, más modesto a la mitad que el diezmo. 

Hay referencias directas a él en el Corán, que requiere su uso para fines específicos, como el alivio de los pobres. 

En India, los gobernantes islámicos impusieron un impuesto llamado jizyaen.

En América Latina, las culturas azteca, olmeca, maya e inca parecen haber planteado formas de imposición, generalmente en asociación con la observancia ritual. 

Tanto los hindúes como los budistas mantuvieron sus templos y monasterios con contribuciones de tiempo, habilidad y recursos de los fieles.

El Nacimineto del Impuesto a la Renta

A medida que disminuía el poder de las monarquías y aumentaba el capitalismo industrial, se requería un nuevo asentamiento. 

En esto fue pionero Gran Bretaña. El impuesto sobre la renta se impuso por primera vez a la riqueza personal en Gran Bretaña en 1798, para pagar las guerras con Napoleón. 

Fue facturado como una medida ‘temporal’, renovable anualmente por el Parlamento, y ha permanecido así desde entonces (todavía vence el 5 de abril de cada año). Un año después de la Batalla de Waterloo en 1815 fue derogada. 

En la elección general de 1841, Sir Robert Peel se opuso al impuesto sobre la renta, pero una vez elegido lo volvió a imponer, reduciendo los aranceles al mismo tiempo. 

Los ‘comisionados’ de impuestos (que provenían de la nobleza terrateniente) se transformaron en la Junta de Ingresos del Interior en 1849 para producir una burocracia eficiente. 

En las elecciones generales de 1871, tanto Gladstone como Disraeli se opusieron al impuesto sobre la renta. 

Disraeli ganó, pero el impuesto se mantuvo. En 1908, Lloyd George como canciller introdujo pensiones de vejez no contributivas y, en el ‘Presupuesto popular’ de 1909, planea un superimpuesto a los ricos. 

En el Perú

impuestos en el Perú

Todo esto ocurría en el mundo. Si damos un vistazo a cómo ocurría en el Perú, vamos a econtrarar 2 etapas:

  • En el Peru prehispánico, los vestigios del impuesto aparece bajo el concepto de reciprocidad. El hoy por ti mañana por mí, generaba una dinñamica de deseo que me sirvas y en reciprocidad te doy bienes o incluso mujeres.
  • En el Perú hispánico, aparecía el tributo indígena motivo por el cuál los corregidores se enriquecieron ya que incluso trbutaban los niños. Continuaron los diezmos, aparecía el quinto real, etc. Cuando el tributo indígena y la esclavitud fue abolida (San Martín y Ramón Castilla), muchos se preguntaron de dónde obtendrían dinero para el presupuesto del Estado.

Todo ello nos llevó a un sistema tributario construído por la emancipación, la crisis política, el auge del guano y la guerra del Pacífico.

¿Qué opinas sobre nuestros impuestos y cómo el estado podría recaudar más?

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
Hola.
Podemos Ayudarte?