mujer mostrando alcancia de ahorro

7 trucos para ahorrar en impuestos en tu empresa

Todo el mundo lo ha dice por ahí, hacer empresa en el Perú es casi heroico. Tenemos la competencia, las leyes laborales y las obligaciones tributarias.

Así que si hay un modo de ahorrar en impuestos para tu empresa, entonces debes saberlo porque de esa manera podrás hackear al sistema para tener algo favorable para tu empresa.

Veamos:

1. Utiliza un software de presentación de impuestos.

Si bien esta recomendación puede ser obvia para el propietario de una pequeña empresa interesada en evitar dolores de cabeza, es aplicable incluso a los empresarios más ahorradores de impuestos; ofrece protección que un propietario de una pequeña empresa no podría permitirse de otra manera.

Las plataformas como Facturo pueden ayudarte a preparar y presentar tu declaración de impuestos en línea al poder emitir facturas y recibos personalizadas que puede hacer más fácil el trabajo a tu área de contabilidad.

Tener un escudo que garantice la precisión de su devolución, y el reembolso garantizado de cualquier tarifa o penalidad que le hayan cobrado, hace que cualquier otro obstáculo fiscal sea más fácil. 

2. Mantén tu atención en todos los recibos y facturas.

Los recibos y facturas crean además un tablero financiero de cómo gastaste el dinero durante todo el año. 

Muchos de esos recibos son de bienes y servicios que pueden deducirse de tus impuestos, compensando los ingresos imponibles. 

Dependiendo de la estructura de tu negocio, existen deducciones específicas que puede tomar para ciertas estructuras, más deducciones que se aplican a todas las estructuras. Por supuesto, guardar los recibos durante todo un año es una molestia; muchos trozos de papel se extravían o se tiran. Así que también Facturo puede ayudarte con eso.

3. Deduce tu oficina en Casa

Muchos propietarios de pequeñas empresas operan desde las oficinas en el hogar, pero no todos se dan cuenta de que pueden deducir los gastos relacionados con esa oficina. 

Estos pueden incluir seguros, pagos de intereses hipotecarios, reparaciones y servicios públicos como el servicio de internet.

ahorrando impuestos

Por supuesto, debes determinar qué parte de tu hogar está dedicada a administrar tu negocio (el software de impuestos realiza el cálculo matemático por ti), pero esta deducción puede beneficiar tanto a los propietarios como a los inquilinos.

4. Deduce el gasto de tu automóvil

El truco aquí, nuevamente, cuando estás deduciendo gastos, es calcular qué porcentaje del tiempo tu automóvil está siendo utilizado para trabajar. A partir de ahí, puedes aplicar ese porcentaje a los gastos generales de tu automóvil.

Por ejemplo puedes deducir los gastos de gasolina y reparaciones de tu vehículo así como repuestos.

Si antes de empezar con tu empresa, estos gastos los asumías desde tus ingresos, si el vehículo te está sirviendo para transportarte a ti dentro de tus funciones como empresa, esto es algo que deberías poder deducir.

Algo que se suele hacer es alquilar tu vehículo a la empresa. A partir de allí todo gasto que te mencionamos anteriormente puedes deducirlo solicitando factura por todos esos servicios.

5. Contrata a familiares que trabajen

Si tienes familiares que pueden ayudarte con tareas esenciales o de operación para tu negocio, entonces deberías hacerlo.

Por ejemplo, un adolescente que puede ayudar a cortar el césped como parte de tu negocio de cuidado del césped, puede agregar ahorros impositivos a los beneficios.

Logras además que el dinero se quede en familia.

6. Estaté atento a los remanentes.

Es posible que algunas deducciones o créditos no se utilicen por completo en un año fiscal y sean elegibles para trasladarse a años futuros. Estos pueden incluir elementos como pérdidas de capital, pérdidas operativas netas, deducciones de la oficina en el hogar.

Rastrea estos (o haz que tu software lo haga), para que no los olvides de un año a otro.

7. Compra un vehículo

Muchos empresarios utilizan esta estrategia de comprar un vehículo. El costo del vehículo y su porcentaje de uso comercial puede ser deducible.

Claro está esto funciona si la empresa puede con ese gasto.

Algunos también recurren a figuras como el leasing vehicular.

Un leasing de automóviles es un tipo popular de financiamiento de automóviles que permite «alquilar» un automóvil de un concesionario o entidad bancaria por un cierto período de tiempo. Al final del contrato, devolverás el o lo comprarás.

Si consideras alguna o todas estas estrategias, es imperativo tener mucha más información para que puedas tomar decisiones informadas y precisas según tu específico caso, sector o negocio. 

Conclusiones

Una de las mejores estrategias que puedes implementar es hacer seguimiento tú mismo de tu contabilidad. Puedes utilizar una hoja de cálculo o un software contable y podrás obtener ayuda.

Como puedes ver, hay muchas opciones para el propietario de una pequeña empresa de ahorrar impuestos y pagar lo justo.  Asegúrate de consultar con un asesor contable o con tu contador y no te quedes satisfecho con este artículo ya que puedes ver quizá más de una opción para ahorrar en tus impuestos cada mes y cada año.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
Hola.
Podemos Ayudarte?